Ciudad Gótica, capital de la desesperanza gay

Estándar

Durante el Tercer Informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera me enteré que la Ciudad de México sería nombrada “Capital Friendly” en noviembre próximo.

LEER MÁS: “Capital Friendly” encabeza lista de crímenes de odio

El jefe de gobierno dijo que era una muestra más del compromiso de su administración con la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans). Estoy seguro de que sus intenciones son buenas pero lamento contradecirlo. 

La Ciudad de México no es “friendly” (amigable) con los LGBT, si bien tenemos leyes que nos permiten casarnos o que se reconozca nuestra identidad de género, la inseguridad que nos afecta rebasa cualquier título turístico que se quiera promover.

El DF encabeza la lista nacional de crímenes de odio por homofobia, 190 muertes de homosexuales derivadas de ataques por odio en los últimos 15 años, según datos de la Comisión Ciudadana contra los Crimen de Odio por Homofobia (CCCOH).

Luego de realizar algunas entrevistas a Óscar Montes de Oca Rosales, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJDF, a  Marco Enrique Reyes Peña, fiscal de homicidio de la PGJDF, y a la víctima de un caso de homofobia, confirme que la realidad del DF dista mucho de ser amigable con los LGBT.

Montes de Oca me dijo que bastaba con que la victima de un crimen se identificara como miembro de la comunidad LGBT para que sus protocolos especiales entraran en acción, una de las víctimas me mostró la declaración que le tomaron en el MP y en la que claramente se podía leer que es homosexual y que el ataque fue, al menos en sugerencia, uno de odio por homofobia, sin embargo los protocolos no entraron en acción de inmediato, y a la fecha su caso ni siquiera se ha investigado bajo esos términos.

Las organizaciones de derechos humanos poco han podido hacer por él y la autoridad simplemente no está capacitada para responder.

Este es el caso del que les hablo: PGJDF incumple protocolos en ataques por homofobia

Luego insistí y por semanas he intentado ponerme en contacto con la PGJDF nuevamente para que me ayuden a entender lo que está sucediendo, sobre todo cuando recién se anunciaron mejoras en citados protocolos. Al día de hoy sólo he recibido largas.

Empiezo a sentir que vivo en Ciudad Gótica, soy la fiscal que interpretaba Katie Holmes en Batman Begins y me doy cuenta que los gays, lesbianas y trans estamos desamparados, a nadie le importamos realmente (tranquilos no estoy diciendo que el personaje de Holmes sea LGBT).

¿Será que es momento de encender un enorme reflector desde la Zona Rosa con la batiseñal gay? ¿Será que necesitamos a un hombre o mujer valientes que se disfracen de homofóbicos para infiltrarse en el gobierno, los partidos políticos y las organizaciones civiles, además de los grupos criminales?¿Será que es el momento de clamar la presencia de un “gay murciélago” que nos salve del sistema y la sociedad?

Parece de risa pero no le encuentro otra solución, al día de hoy aunque contamos con una ley de matrimonio igualitario y ley de identidad de género, las autoridades y cuerpos policiales siguen tratando a los LGBT como ciudadanos de segunda.

En papel y ante el mundo somos la “Capital Friendly” pero en el día a día, seguimos siendo discriminados, atacados, burlados, asesinados…

No culpo al jefe de gobierno, Mancera tal vez quiera ayudar a mejorar la seguridad de los LGBT, pero alguien dentro de la Secretaría de Seguridad Pública del DF (SSPDF) o de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) no puede o no quiere hacer su trabajo.

Esperemos que mis preguntas no tengan que ser respondidas por un enmascarado, esperemos que sí las autoridades se siente incapaces de cumplir con su obligación de cuidar a TODOS los ciudadanos, pidan apoyo, tal vez a la Liga de la Justicia LGBT, hombres y mujeres valientes que quieran hacer justicia por su propia mano…

NOTA: Los links redirigen a la fuente de la información que retomo. 

Por @CriSzis

Anuncios

México sólo quiere a los gays por su dinero

Estándar

Según la International Gay & Lesbian Association, que pertenece a la Organización Mundial de Turismo, de los 14 mil millones de dólares que México captó gracias a la actividad turística en 2013, 4 mil 663 millones tuvieron su origen en los bolsillos gays.

Dicen los que saben, que “en México el turismo gay está desaprovechado”. Los turistas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) gastan 166 por ciento más que los turistas “tradicionales” y los únicos destinos turísticos mexicanos con infraestructura y logística especialmente pensada en los viajeros gays y lesbianas, son el DF y Puerto Vallarta.

Lo paradójico es que en el DF la homofobia es la segunda causa de discriminación, según un estudio realizado por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred). Y ni hablar de Puerto Vallarta, localidad de la que no se tienen datos al respecto y que está enclavada en uno de los estados con más homofobia oficializada de México, Jalisco.

Entonces las autoridades se han encargado de atraer “dinero gay”, del cual comen sus habitantes y funcionarios, pero no se comprometen para realizar acciones en torno a la verdadera aceptación de la Comunidad LGBT local.

La consultora Out Now, advierte que México se está quedando atrás de otras naciones como Brasil o EU, quienes sí están aprovechando el mercado LGBT. Tan sólo Brasil llega a embolsarse 25 mil millones de dólares al año gracias a los turistas gays. En el caso de EU esta cifra se eleva hasta los 56.5 mil millones de dólares anuales.

Y aquí viene otra incongruencia, pues según cifras oficiales, Brasil es el país donde más gays han muerto víctimas de crímenes de odio por homofobia. Según la organización Grupo Gay Bahía, cada 28 horas murió un gay víctima de un ataque homofóbico en 2013. Un país en vías de desarrollo, en el que la religión juega un papel muy importante y los negocios uno preponderante par crecer.

Pos su parte la Secretaria de Turismo del DF destaca que los turistas gays son más “gastalones”. Resulta que un heterosexual que visita la Ciudad de México eroga unos 600 dolares en promedio, mientras que los homosexuales pagan un promedio de mil 600 dólares.

El gobierno de la Ciudad de México y el federal, ya se dieron cuenta de lo importante que resulta el mercado LGBT para sus economías, por eso acogen eventos en sus mejores hoteles, decretan un “Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia” y se promocionan como destinos “gay friendly”, pero la vida cotidiana de un gay, lesbiana o trans siguen siendo insufribles.

En México le gritan “putos”, “jotos” y “maricas”, a los chicos muy afeminados que caminan por las calles; las trabajadoras sexuales trans son extorsionadas por la Policía, maltratadas y vejadas por sus clientes, y en el peor de los casos asesinadas; a las lesbianas nadie las voltea a ver, a nadie parece importarles sus necesidades específicas, son invisibles y doblemente discriminadas, primero por su condición de mujeres, luego por amar a otras mujeres.

Mientras nuestros gobernantes sigan ignorando la Pirámide de Maslow, que nos demuestra gráficamente (casi con manzanas) que lo primero es atender nuestras necesidades primarias para tener las bases sólidas y entonces correr hacía el éxito económico, pues nada saldrá bien. A continuación la mentada pirámide:

piramide-de-maslow

Por @CriSzis con información de ElFinanciero