Gays de Colima, no esperen nada bueno…

Estándar

 

En Colima ya sabemos los resultados, el aparato del PRI ganó las elecciones, y para que la comunidad LGBT se de una idea de lo que les espera, les dejo lo que pasó en el debate que presidió a las votaciones de este fin de semana. Échenle un ojo y échenle más ganas, porque los derechos para la diversidad sexual de ese bello estado serán muy probablemente invisibilizados durante el mandato de Ignacio Peralta.

EL DEBATE 

A pesar de que el INE había anunciado que durante el debate electoral de Colima no se tocarían temas de diversidad sexual, Leonardo Curzio, encargado de moderar dio entrada a las preguntas de algunos usuarios de redes sociales.

“… les propongo, porque tengo un montón de preguntas que me llegaron por la vía de las redes sociales, si tienen alguna postura sobre dos asuntos que preocupan mucho a los ciudadanos, los temas de ecología y los derechos de las comunidades lésbico-gay”, planteó Curzio.

LEER MÁS: Acusan a INE de excluir diversidad sexual en debate de candidatos en Colima

Sin embargo los candidatos, Jorge Luis Preciado (PAN), Leoncio Morán (Movimiento Ciudadano) y Gerardo Galván (PES), prefirieron utilizar ese tiempo para atacar al candidato del Ignacio Peralta (PRI-PVEM y Panal).

La única que tomó la iniciativa fue la del PRD, Martha Zepeda, quien de manera directa increpó a Leoncio Morán (Movimiento Ciudadano), y le pasó la pregunta de “Rafael Núñez”, uno de los usuarios de redes sociales.

“Después de las múltiples acusaciones que tiene de misoginia y homofobia, cómo va garantizar el respeto de los derechos de las mujeres y la comunidad LGBT”, leyó Martha Zepeda, y continuó “Leonardo yo sí te voy a contestar”.

Aseguró que de llegar a gobernar Colima vigilaría la igualdad de derechos para toda la población, incluyendo por supuesto las personas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans).

Finalmente nadie más quiso tocar el tema, los demás candidatos “le sacaron”, se fueron por el único camino que conocen y que han aprendido muy bien de sus escuelas políticas: el desprestigio, arguende y ataque al más estilo talk show de Laura Bozzo.

El PRI ganó y con ello probablemente ganará la invisivilización de la diversidad sexual en Colima.

LA ENTREVISTA

Luego del debate me comuniqué con Zepeda, quien atendió de buen humor mi llamada, no obstante no pude publicar lo acontecido pues comenzó el período de veda.

La perredista me dijo que confiaba que los colimenses hubieran tomado nota, pues es muy fácil, dijo,  buscar el “voto rosa” y a la hora de proponer acciones, no hacer nada por la población LGBT que sigue viviendo situaciones de riesgo en ese estado.

“Necesitamos gobiernos que garanticen libertades sobre todo de los grupos vulnerables como la comunidad LGBT”, enfatizó.

Lamentó que nadie respondiera en un sentido ni afirmativo ni negativo, haciendo oídos sordos a la solicitud del moderador.

Explicó que es un mal cálculo pensar que Colima es una sociedad conservadora.

“La sociedad ha evolucionado más que los políticos”, sentenció.

Y pues yo no quiero asustarlos amigos de la comunidad LGBT, pero si no se ponen las pilas y empiezan a hacer ruido desde ya, si viven en el estado de Colima, nadie los escuchará ni defenderá.

Por @CriSzis

Anuncios

Papa Francisco advierte que gays casados no están en el plan de Dios… ah ok

Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urìas Amparo con CriSzis
Estándar

Durante su visita a Manila, Filipinas, el Papa Francisco dijo que el matrimonio entre personas del mismo sexo amenaza a las familias del mundo.

Indicó que se trata de una “colonización ideológica” con la que se debe “tener cuidado porque intenta destruir a la familia”, enfatizó.

Según el Papa, los esfuerzos de las organizaciones civiles y gobiernos del mundo en torno a la legalización del Matrimonio Igualitario representan un poderoso obstáculo para el plan de Dios: “la creación”.

Las declaraciones del Papa se dieron durante momentos en que el Gobierno de Filipinas busca aprobar una ley de planificación familiar bajo la cual los centros de salud pública estarían obligados a impartir educación sexual y entregar anticonceptivos. De las 100 millones de personas que viven en Filipinas, el 80 por ciento son católicos. La Iglesia Católica de ese país ha bloqueado proyectos similares desde hace 13 años, a pesar del acelerado crecimiento poblacional.

En México grupos de la sociedad civil con influencia religiosa como la Coalición de Familias de Baja California A.C., luchan para impedir que las autoridades de sus estados no legislen en torno a la figura jurídica del Matrimonio Igualitario, con la que los homosexuales se podrían casar como los heterosexuales, adquiriendo todos los derechos y obligaciones.

En el caso de Baja California, desde 2013 una pareja gay no ha podido unirse en matrimonio a pesar de contar con un amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Según Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías Amparo, la pareja afectada, esto en gran parte debido a la presión de grupos religiosos y la complicidad del gobierno local dirigido por el PAN, con claras tendencias conservadoras.

Ver también: Rostro de la homofobia en Mexicali se esconde tras cubrebocas 

Con estas declaraciones el Papa pisa terreno peligroso, pues si bien la religión es parte importante de los ciudadanos del mundo, las leyes superan los preceptos religiosos para garantizar derechos a todas las personas.

Es lamentable que un líder no sólo religioso, sino político como lo es el Papa Francisco, se decante hacia un lado de la balanza que busca marginar a los homosexuales, negándoles el acceso a formar un hogar, una familia o una vida en pareja a través de la figura jurídica del matrimonio. Los gays no pedimos a la Iglesia que nos permita hacer bodas religiosas, exigimos que dejen de fomentar un discurso en contra de nuestros derechos.

*En la foto principal de esta entrada aparecen Víctor Manuel Aguirre y Víctor Fernando Urías con CriSzis, durante su visita al Congreso de la Unión en la Ciudad de México.

Por @CriSzis

Ah ok...

Ah ok…

Rostro de homofobia en Mexicali se oculta tras cubrebocas

Estándar

Tristemente nos enteramos que las autoridades de Mexicali impidieron la unión de Víctor Manuel Aguire Espinoza y Víctor Fernando Urías Amparo, pareja gay que ganó un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en junio de 2014, instrumento jurídico que les debió permitir acceso al matrimonio.

Lean más en: Baja California podría convertirse en el tercer estado de México con Matrimonio Igualitario

Un día antes de que se diera lamentable noticia, aún conservaba la esperanza de que las autoridades de Baja California reaccionaran ante lo que a todas luces indicaba un acto de violación de Derechos Humanos y más evidente, ilegalidad.

Y es que cómo se ha repetido hasta el cansancio, la pareja gay citada obtuvo un amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que ordenaba a las autoridades locales casarlos. No obstante los funcionarios han impedido la unión pretextando toda clase de insensateces que los acercan a cometer desacato. En la última ocasión Angélica Guadalupe González Sánchez, encargada de dar las platicas prematrimoniales, les negó sus servicios y luego presentó una denuncia contra la pareja argumentando “locura”. Destaca que la funcionaria mencionada es también representante de la organización civil: Coalición de Familias de Baja California A.C.

Esto es importante porque el día que Víctor Manuel y Víctor Fernando se presentaron en el Ayuntamiento de Mexicali, también lo hicieron miembros de organizaciones religiosas y de familias que realizaron una manifestación contra el matrimonio gay.

Sosteniendo carteles con leyendas como “No matrimonios del mismo sexo” y “Dios es amor”, los inconformes se manifestaron contra la igualdad de los ciudadanos LGBT con los heterosexuales.

Lamentable pero revelador, fue darme cuenta que muchos de los manifestantes utilizaron cubrebocas que mostraban un mensaje: “Solo hombre y mujer”.

¿Por qué es lamentable?

– Cuando uno tiene una postura que defender da la cara, no se esconde.

– Vivimos en un estado laico, si bien se respeta la libertad de creencias, estas no tienen injerencia en las leyes, por lo tanto no son argumento válido para impedir alguna acción jurídica o legal.

– La libertad de expresión se traduce como: “El respeto al derecho ajeno es la paz”, lo dijo Benito Juárez.

– Usando cubre bocas pareciera que aún creen que la homosexualidad es algo que se contagia.

¿Por qué es revelador?

– Revela la ignorancia que aún impera, no sólo entre los habitantes de Mexicali, sino de todo México.

– Los mexicanos no conocen sus leyes. El artículo 1 prohíbe la discriminación, desde mayo de 2014 específicamente la homofobia. Por lo tanto quienes se expresaron en contra de la homosexualidad están promoviendo la homofobia, es decir cometiendo un delito.

– Los mexicanos le tienen miedo a los homosexuales, por eso se cubren. Somos o representamos una amenaza para ellos.

Hace poco me entrevisté con la líder de una organización religiosa que trajo a México a Richard Cohen, un hombre que prometía contar con la “cura” de la homosexualidad. Andreina del Villar me comentó que ellos le tenían miedo a los homosexuales pues aunque intentaban ayudarnos (a los homosexuales) nosotros respondíamos con ataques y descalificaciones, llamándolos ignorantes y burlándonos de sus creencias.

Yo respondí advirtiéndole que no necesitábamos su ayuda pues los homosexuales estamos bien siéndolo y que si no querían que nuestros comentarios parecieran burlas hacia sus creencias, pues dejaran de ponerlas en duda.

Esperemos que las autoridades federales actúen en este caso y la sociedad mexicana entienda de una vez por todas que

“Al César lo del César”.

Por @CriSzis

 

Baja California podría convertirse en el 3er estado de México con Matrimonio Gay

Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías
Estándar

El día de hoy el abogado José Luis Márquez Saavedra ha informado que 13 parejas gays han solicitado un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para poder casarse en Baja California.

De otorgarse al menos 5 amparos, los legisladores de ese estado fronterizo se verían obligados a legislar sobre el Matrimonio Igualitario, figura jurídica que permite a los homosexuales casarse como lo hacen los heterosexuales, con todos los derechos y obligaciones que esta unión conlleva.

Pongan mucha atención al término que utilicé: “obligados”, lo hice porque el estado de Baja California ha mostrado poca disposición a acatar lo ya dispuesto por la SCJN, que sentenció que prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo es “inconstitucional”.

Un ejemplo es el caso de Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías, quienes desde el 2013 han intentado casarse, la última vez fue en noviembre pasado cuando todo estaba listo para su enlace en el Ayuntamiento de Mexicali. Sin embargo las autoridades hicieron “circo, maroma y teatro” para impedírselos. A continuación la nota: Gays no se casan en Mexicali porque ni Dios ni el PAN lo quieren

Finalmente se ha anunciado que este 10 de enero a las 14:30 horas, Víctor Manuel y Víctor Fernando serán recibidos en el ayuntamiento de Mexicali donde el juez los unirá en matrimonio.

Al respecto el alcalde de dicha ciudad Jaime Rafael Díaz Ochoa, advirtió que siempre y cuando se respete el proceso de unión la boda podrá llevarse a cabo.

Y pues nada debemos estar atentos a 7 puntos:

Primero, alguien debería recordar al alcalde Díaz Ochoa que no por ser del PAN está sobre la autoridad de la SCJN y por lo tanto al seguir impidiendo el matrimonio entre homosexuales está violando la ley. Su actitud francamente subversiva debería poner la lupa sobre toda su administración, pues este tipo de conductas son la señal de otras que ponen en riesgo la seguridad y bienestar de los habitantes de Mexicali.

Segundo, esperemos que no se den falsas alarmas de bombas o incendios, que nadie atente contra la vida de los asistentes a la boda gay o que las autoridades decidan que un grupo de cristianos que protesten a las puertas del ayuntamiento sea razón suficiente para ignorar la sentencia de la SCJN.

Tercero, veamos que la pareja sea tratada con dignidad y respeto, que no se les haga esperar más de lo acostumbrado en un procedimiento de esta naturaleza y que se les atienda como a cualquier pareja de ciudadanos que deciden contraer matrimonio.

Cuarto, observemos la sentencia de la SCJN sobre las 13 solicitudes de amparo de parejas de Baja California. Los gays y lesbianas de ese estado necesitan ganar 5 de los 13 amparos para que entonces los diputados locales legislen en torno del Matrimonio Igualitario.

Quinto, sería muy bueno que al finalizar la ceremonia civil, el alcalde de Mexicali felicitara a los enamorados y anunciara que las otras parejas que han presentado amparos serán bien recibidas en las oficinas del ayuntamiento ¿Por qué? Porque se trata de un momento histórico para la ciudad y para el estado de Baja California, como tal Díaz Ochoa debe darle la importancia y estatus merecidos, además de que con ello podría corregir su actitud inicial de irrespeto hacia la ley.

Sexto, de legislar y aprobar el Matrimonio Igualitario, Baja California se convertiría en la tercer entidad de México en la que los gays y lesbianas pueden casarse como lo hacen los heterosexuales. Esto es, disfrutando de todos los beneficios, como el derecho a heredar, adoptar, compartir seguridad social, etc. Actualmente el D.F. y recientemente Coahuila son las únicas entidades en donde los homosexuales pueden acceder al derecho universal de formar una familia y contar con reconocimiento jurídico.

Séptimo, recordemos que la institución básica de la sociedad es el matrimonio, a través de él los ciudadanos pueden apoyarse para lograr metas conjuntas. A quienes dicen que la meta del matrimonio es la reproducción, dos cosas: existen parejas heterosexuales estériles o que no tienen interés en reproducirse; por otro lado los gays y lesbianas son biológicamente igual de capaces que los heterosexuales para reproducirse, por si esto fuera poco, muchos matrimonios gays se deciden por la adopción y así cuidan de niños que por diversas causas no pudieron ser criados por sus padres heterosexuales.

Agreguen los que me faltaron.

Por @CriSzis

Playas de México “paraíso gay” donde Adán y Esteban no pueden casarse

Estándar

Esta semana trascendió una nota de la agencia EFE que destacaba a las costas de Jalisco  y Nayarit como “paraíso gay” por la oferta turística gay friendly y la posibilidad de realizar bellas ceremonias de boda “simbólica”.

Trasciende aún más el carácter de “simbólico” de dichas uniones y es que como espero que sepan, en México las únicas entidades donde los gays y lesbianas pueden casarse como lo hacen los heterosexuales (con todos los derechos y obligaciones que la unión civil conlleva) son el DF y más recientemente Coahuila. Ninguna de estas entidades tiene costas.

Contrasta que mientras los hoteleros de Nayarit y Jalisco se esfuerzan en atender apropiadamente a la Comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans) para aprovechar los recursos económicos que traen desde el interior de la República, el DF, o hasta EU, Canadá y Europa; las autoridades de dichos estados no reconocen la necesidad de respetar los derechos de la Comunidad LGBT.

La última vez que alguien propuso legalizar el Matrimonio Igualitario en Jalisco, por ejemplo, fue en junio de 2014, cuando el priísta Héctor Pizano Ramos presentó una iniciativa de ley que busca armonizar el Código Civil con las disposiciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que ya ha sentenciado que prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo es “inconstitucional”.

Por otro lado, en Nayarit se han realizado dos uniones entre personas del mismo sexo luego de que ganaran un amparo y también tras la citada resolución de la SCJN. El proceso del amparo es largo y costoso, lo que lo hace inaccesible para cierto sector de la población LGBT.

Nombrar a las playas de Jalisco y Nayarit “paraíso gay” es la muestra más patética de la doble moral mexicana. Por un lado la sociedad conservadora de esos estados condena a los homosexuales, advirtiendo que sus uniones van en contra de la naturaleza y ofenden a Dios, pero por otro se aprovechan de los gays y lesbianas que los visitan, vendiéndoles paquetes todo incluido, abriendo playas exclusivas para ellos, instalando antros y bares con temática gay, recibiendo cruceros atiborrados de homosexuales y organizando eventos donde el centro de atención es el estilo de vida gay.

El año pasado por ejemplo, asistí a la LGBT Confex 2014 en Puerto Vallarta, Jalisco, ahí se dieron cita organizaciones LGBT y marcas incluyentes que dialogaron sobre la importancia de hacer negocios con los LGBT, contratarlos como empleados y ayudarlos a ser incluidos socialmente.

En esa ocasión me hospedé en el hotel Villas del Palmar, durante mi estancia disfrute de las mejores atenciones, la gente fue cálida y respetuosa. El evento fue enriquecedor y nunca atestigüé algún incidente de homofobia.

Pero eso se trata solo de actitud comercial, los habitantes de Vallarta saben que ningún turista es despreciable, sin importar su religión, raza o preferencia sexual.

Sería interesante que comprendieran también que además de clientes, los LGBT son personas con todos los derechos y que así como les permiten realizar ceremonias simbólicas en sus playas, los apoyen para que logren la igualdad en los juzgados.

Por qué los mexicanos no reparan a la hora de recibir dinero de los gays y dar de comer a sus hijos con él, pero cuando se propone que los gays puedan casarse y adoptar niños todo el mundo pone el grito en el cielo y hasta exigen que no se tome de los impuestos que pagan para resolver problemas de los ciudadanos LGBT.

Los mexicanos deberían aprender a “no morder la mano que les da de comer”.

Por @CriSzis

Los gays no se casan en Mexicali porque ni Dios ni el PAN lo quieren

Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías
Estándar

Esta semana se llevaría a cabo la que hubiera sido la primera boda entre personas del mismo sexo en Mexicali, Baja California. Sin embargo la unión entre Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías no pudo registrarse.

Como lo informaron medios locales, primero personal del Ayuntamiento les advirtió que su solicitud de matrimonio tenía inconsistencias, luego, cómo la pareja y sus familiares decidieron esperar otra respuesta, se alertó sobre una supuesta amenaza de bomba en el edificio administrativo.

B2_UUh1IQAIBKii

A esto debemos sumar el largo suplicio que vivió la pareja desde que el 10 de junio de 2013 se les negó el derecho a casarse en Mexicali, tras lo cual debieron acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación donde finalmente se emitió fallo a favor de su unión en julio pasado. Con esta decisión se permitiría a la pareja de hombres gays contraer matrimonio como lo hacen las parejas heterosexuales, a pesar de que el estado de Baja California no cuenta con una ley de Matrimonio Igualitario.

Pero ¿por qué tanto problema? Debemos tener en cuenta las implicaciones que tiene ser homosexual y vivir en un estado como Baja California.

Desde 1989, el Partido Acción Nacional (PAN) ha permanecido al mando de la administración de esa entidad fronteriza. El actual gobernante, Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid, es el quinto consecutivo en Baja California que proviene de las filas del PAN.

El PAN es un instituto político fundado a partir de las ideas tomistas y de la Doctrina Social de la Iglesia; esta doctrina analiza la realidad social, política y económica basándose en los Evangelios, ya saben, la “palabra de Dios”.

Parte de la Doctrina Social de la Iglesia es el “Principio de subsidiariedad”, que protege la figura heterosexual del matrimonio y la constitución de la familia cristiana: padre, madre e hijos.

Hace poco el Papa Francisco pidió a los fieles católicos que fueran misericordiosos con los homosexuales y que los acogieran en sus congregaciones, pues todos somos hijos de Dios. Pero eso sí, luego de que se especuló sobre la posibilidad de aprobar el matrimonio gay, los representantes del Sínodo de la Familia reunidos en El Vaticano, salieron a decir que eso no, que el matrimonio gay no era una posibilidad dentro de su institución religiosa.

Y pues el PAN, al mantener una relación tan estrecha con la Iglesia Católica, siempre hará lo posible por hacer que el poder de Dios tenga efectos sobre la realidad de la vida de los mexicanos.

Escondida tras la laicidad de un partido político, la visión moral de los panistas se antepone al verdadero bien común.

Es por ello que al menos a mi no me sorprende que se haya impedido el registro de la unión civil de Víctor Manuel y Víctor Fernando . Los panistas lo tienen bien claro, impedir a toda costa que los homosexuales nos sintamos ciudadanos “normales” con todos los derechos. Respirar y trabajar no nos lo impiden, pero el matrimonio es un derecho exclusivo de los heterosexuales, Dios no quiera lo contrario.

Como dato curioso, previo al día que la pareja gay acudiera al Ayuntamiento con la intención de registrar su unión, un grupo de católicos rezaba fervientemente pidiendo que no se legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo, así mismo el día que la pareja acudió a su celebración, otro grupo de fieles homofóbicos estuvieron presentes en las instalaciones administrativas.

Al parecer Dios los escuchó.

Por @CriSzis