Ser o no ser queer

Estándar

El concepto “queer” denota diversidad sexual, desapego ideológico y filosófico, también connota rebeldía sin causa.

Hace poco asistí a una fiesta en donde se entregaron premios a lo mejor de la “música queer”. El evento estuvo lleno de hombres dragueados, la mayoría denotando pobreza y poca preparación, otros connotaban que lo queer es un fenómeno al cual se puede unir cualquiera.

Y es que se supone que lo queer no es identificable, no es una etiqueta y por lo tanto no tendría la posibilidad de reunirse en un espacio físico, como un club nocturno o fiesta.

Lo queer denota que nadie se puede llamar a sí mismo “queer” y connota que nadie puede premiar a “lo más queer”.

Expertos en la teoría queer están de acuerdo con que todo y nada puede pertenecer a lo queer, al final del día las palabras son producto de la creatividad humana, su significado puede ser específico, pero también es cierto que para cada cabeza una palabra puede ser todo un universo de posibles significados.

Nuestra sociedad siempre tendrá para bien o para mal, individuos que buscan la separación del común denominador, eso es sano, pero no se dejen sorprender.

Cualquiera con una computadora, Google y un par de amigos estudiosos, puede crear su propia manera de desarticular la vida social.

Me gusta pensar que ciertos círculos están creando una “cultura queer”, estas ideas mías son contrarias a lo establecido en las teorías correspondientes pero díganme entonces de qué se trata una fiesta con “artistas queers”, una “disquera queer” y un documental sobre la vida de los queers.

“La idea de la cultura tiene un rico pasado intelectual. En la tradición filosófica, literaria e histórica, cultura se refiere principalmente a ideales de ilustración y refinamiento, de un modo especial en los campos del intelecto, la moralidad y el arte. Este punto de vista humanista de la cultura enfatiza la creatividad y la excelencia”

Dicen Broom y Selznick en Esenciales de Sociología.

Las problemáticas en las que está envuelto nuestro amado México son tan variadas como la diversidad de su población, pero no nos ayuda separarnos más.

Quienes utilizan el poder para aprovecharse de los demás están muy contentos de que todos los días una nueva corriente filosófica derive en nuestro individualismo. Al final del día a ellos les conviene que olvidemos que todos somos mexicanos y al pertenecer a ese supremo origen deberíamos estar unidos para protegernos.

Si bien el conocimiento científico quiere regir la vida social, recuerden que al final la costumbre genera cultura, derecho y moral. Así que siéntanse libres de utilizar el término “queer” para lo que les venga en gana.

Como siempre espero sus críticas y comentarios, debajo de este breve texto podrán encontrar espacio para dejarlos todos. La brevedad es la orden del día en internet.

Por @CriSzis

britney uñas

Anuncios